Empresa

IBC te asegura

Insurance Barna Consulting  acumula una experiencia de tres generaciones en el ejercicio de su profesión, la correduría de seguros.
Como asesores personales, IBC  ha aconsejado fielmente a todos sus clientes en la contratación de todo tipo de seguros en las mejores compañías.

IBC colabora con las compañías más prestigiosas y analiza cuál de ellas es la mejor en cada producto, tanto en precio como en coberturas del riesgo asegurable, para así poder ofrecer a sus clientes la mejor solución.

  • 1930ESTEBAN FELIP FERRER-FABREGA creó su agencia de seguros.
  • 1956ARTURO FELIP CERT se incorporó en la agencia para liderar su gestión y ampliar su área de negocio.
  • 1983ESTEBAN FELIP ROURA se incorporó al despacho. En 1994 se puso al frente del negocio constituyendo la sociedad INSURANCE BARNA CONSULTING SL. En el año 2000 se firmó un acuerdo con una importante patronal para distribuir seguros de Responsabilidad Civil de directivos entre sus asociados.
  • 2016IBC ha incorporado, en su oferta de servicios, especialidades relacionadas con los nuevos tipos de negocio que han ido surgiendo y con una gestión innovadora de los mismos.

Nuestra correduría de seguros se encuentra inscrita en la Dirección General de seguros, encontrándose bajo supervisión de la misma y del resto de entidades que, con carácter general, regulan la actividad de la mediación en seguros privados.

La normativa que regula la transparencia de las operaciones de seguros y la protección de los clientes se recoge en:
• Ley 26/1984 de defensa de los consumidores y usuarios.
• Recomendación de la Comisión Europea de 4 de Abril de 2001 relativa a los principios aplicables a los órganos extrajudiciales de resolución consensual de litigios.
• Ley 44/2002 de Protección de Clientes de Servicios Financieros.
• Orden ECO/734/2004 de 11 de Marzo sobre los departamentos de atención a clientes.

Para posibles reclamaciones, esta entidad dispone de un SERVICIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE por el que se compromete a atender y resolver las quejas y reclamaciones presentadas por los clientes en el plazo máximo de dos meses desde su presentación.